lunes, 21 de septiembre de 2015

HIJO, ESTO ES FILOSOFÍA

         
     Para Pablo.

     Por tanto.



          Esta "cosa" llamada Filosofía es un invento del siglo VI a C. Pero nada viene de la nada (Parménides dixit), sino que todo tiene unos principios, unas bases a partir de las que evoluciona. Por ello, tendremos que explorar lo que había antes de la Filosofía. 

              Por cierto: ¿qué es esta cosa llamada Filosofía? Ni más ni menos que una actividad (mucho antes que una asignatura) que consiste en mirar el mundo con ojos curiosos. Exactamente como hacen los niños: asombrándose de lo que ven, mucho antes de conocer cómo nos explican que funciona, mucho antes de saber que creemos en teorías científicas que nos hablan de regularidades y de hechos que son posibles y otros imposibles. La Filosofía es admiración por lo que nos rodea, por nosotros mismos, con nuestras especificidades, por las leyes y organizaciones sociales que nos damos y por nuestra libertad. Nada escapa a la cuestión filosófica, a la pregunta filosófica. Lo importante en Filosofía es la pregunta, incluso más que las respuestas. En Filosofía se acude a un poema de Konstantin Kavafis que se llama "Ítaca" en el que habla del viaje de vuelta de Ulises a su patria tras la guerra de Troya (¡¡¡ya sabes que tardó 10 años!!!) y pide que disfrute del viaje, que es enriquecedor, que pasan muchas cosas...metáfora de la vida. Y de la Filosofía. Entonces, si lo importante es la pregunta, ¿por qué esforzarse en responderla? Porque inevitablemente el ser humano busca respuestas  a esos interrogantes que nos plantea nuestra condición humana: somos mortales, y vemos una caducidad a nuestra vida y proyectos, y nos preguntamos por qué y para qué , y nos vemos libres para organizar nuestra vida, y por ello nos planteamos las leyes y la vida en sociedad. Pero también somos organismos vivos que tienen necesidad de comida y cobijo - entre otras- y para resolver estas necesidades, tiene a la naturaleza por doquier; depende de ella. Y somos racionales, lo que nos permite hacernos todas esas preguntas, pero también buscar cómo "domesticar" a la naturaleza , entender sus regularidades para poder predecir su comportamiento y organizar la actividad humana para poder sobrevivir.

https://www.youtube.com/watch?v=dmYiXmHhrd8   (Enlace para ver el poema de Kavafis en un montaje de imagen y sonido)


                 Todas esas cuestiones que hemos señalado como "preguntas filosóficas"no comenzaron a ser respondidas a partir del siglo VI a C., sino que desde siempre han tenido diferentes respuestas. Por ejemplo, los enterramientos rituales se interpretan como una forma de responder ante la condición mortal del ser humano, como una cierta idea de vida espiritual (aunque hay autores , como Marvin Harris que opinan que estos enterramientos alejados de lugares habitados y con cadáveres cubiertos de flores son más bien una respuesta cultural a una necesidad material: evitar la olor de la descomposición del cuerpo y evitar que las alimañas se acercaran a los núcleos habitados). Las respuestas anteriores a la Filosofía es el Mito y el Arte. Piensa en la antigua Grecia, con sus tragedias y comedias en las que se habla de lo humano y lo divino de una forma bella, o con su poesía. Pero el arte griego no se puede desligar del mito, de la mitología, de sus dioses y diosas haciendo de las suyas entre ellos y enredando a los mortales. Con Homero - sobre todo - la mitología y la poesía se unen y forman el conjunto de "sabiduría" que configuró la cosmovisión griega arcaica.

               



          Pero la explicación mítica presenta algunos problemas para extenderse indefinidamente en el tiempo.

    El  primer problema es que  acude a explicar los hechos naturales por medio de seres sobrenaturales, esos dioses que actúan por capricho, que son veleidosos y suspicaces, y a los que nunca sabremos si hemos contentado o no con nuestras ofrendas y rituales; por ello, las regularidades que descubrimos en la naturaleza, en cualquier momento, y dependiendo de la voluntad de las divinidades podría no ser así (recuerda el mito de Perséfone: cuando Deméter, la diosa de las cosechas busca a su hija, que ha sido raptada por Hades, deja de ocuparse de su "trabajo"- velar por las cosechas, garantizando así el sustento de los humanos).

        El segundo problema que plantea el mito como explicación a la cuestiones vitales del ser humano es su falta de unidad. Los mitos son relatos que se transmitían de forma oral, y que, por lo tanto, sufrían variaciones individuales y colectivas, así como aumentos y "amputaciones" de aquellos lugares en los que llegaban. Es por tanto una explicación multiforme y muy variada.

             En tercer lugar, el mito es una explicación que no acude a la razón como única forma de entender lo real, sino que acude al sentimiento y a la creencia. Hay que creer en los dioses y los héroes, entidades sobrenaturales, como fuente de explicar lo que sucede en el mundo real.

               Por último, el mito sufre un importante desgaste como explicación cuando comienzan a cambiar las circunstancias económicas y políticas en la antigua Grecia.


               



        Estas circunstancias son: un aumento del comercio y la guerra, que llevó a los griegos a navegar por todo el Mediterráneo. Y ya sabes que viajar abre la mente, pues se escuchan otros relatos, se conocen otras leyes y tras costumbres. Los griegos recogieron muchos relatos y mucho conocimiento de otras formas de concebir y organizar la vida. Por ello, comenzaron a plantearse si no sería posible dar una explicación universal y coherente, racional en definitiva, a las cuestiones abordadas por la mitología, más concretamente a la explicación del cambio y la regularidad en la Naturaleza. Señala Miguel Morey en Los Presocráticos (ed Montesinos) que hay un cierto paralelismo entre la moneda o la escritura silábica y la filosofía: la moneda sirve como unidad de intercambio entre productos diferentes de lugares distantes; la escritura tiene la misma función, y la filosofía como explicación racional de los mismos hechos naturales, también sería esa especie de denominador común para responder al tema del cambio y la permanencia en la Naturaleza.


            LA NATURALEZA (PHYSIS), EL PRIMER TEMA DE LA FILOSOFÍA.


    Fíjate en la palabra griega que se refiere a Naturaleza: "physis". De ella deriva Física, la ciencia de la naturaleza. La ciencia (la física y cualquier otra) busca regularidades bajo los fenómenos cambiantes, con el objetivo de poder predecir su comportamiento. Para los primeros filósofos - que son también los primeros científicos, los primeros físicos - estos cambios naturales apuntaban a la existencia de una regularidad bajo ellos que podía ser inteligida. A este principio racional que gobierna la naturaleza lo llamaban "arche", principio y final. Imagina una partida de billar o futbolín: todo comienza con las bolas dentro de la mesa; comienza la partida, que siempre sigue LAS MISMAS REGLAS, aunque las partidas son diferentes entre ellas, todas ellas, y siempre acaban igual que comenzaron: con las bolas dentro de la mesa. Para los griegos, el estado inicial y final (las bolas dentro de la mesa) sería el anché, junto con las reglas del juego; el equivalente a la physis o naturaleza son las diferentes partidas, con jugadores cambiantes, con jugadas diferentes, pero siempre siendo posible porque existen los elementos originales y las reglas.

     Hace poco hice otra entrada sobre el origen de la filosofía ilustrada con un video de Carl Sagan. Te adjunto el enlace para que puedas disfrutarlo. La próxima vez, comenzamos con los primeros filósofos. Bienvenido al viaje, que espero sea largo y propicio.

http://laperla-whynot.blogspot.com.es/2015/09/nacimiento-filosofia.html









No hay comentarios:

Publicar un comentario